Nada se puede comparar




El olor que invade el aire justo después de la lluvia,
la sensación cuando tu cabeza rompe la tranquilidad del agua al salir a la superficie,
la luz del sol bañando la tierra al amanecer y atardecer,
el sabor de un granizado recorriendo tu boca en un día caluroso,
el sonido del cantar de los pájaros cuando paseas por el campo.
El olor que penetra en tu cuerpo cuando el césped esta recién cortado,
el roce y cariño de tu mascota cuando estas triste y deprimido,
la paz que invade tu cuerpo al levantar la cabeza y observar las estrellas,
la sensación del primer bocado en mucho tiempo de tu comida favorita,
la alegría y energía que sientes al escuchar esa canción tan especial.

Nada de esto se puede comprar o compensar lo que he sentido este ultimo año y medio, siento y sentiré.

2 comentarios:

Vuestras opiniones son importantes y necesarias, gracias por comentar.